Competencias y valores de los profesionales del futuro

Fundación máshumano en colaboración con la Universidad Francisco de Vitoria, ha organizado un benchmark para hablar sobre el talento del futuro: “nuevas generaciones con nuevas competencias y valores”. 

En esta jornada, la Universidad Francisco de Vitoria ha compartido con la Red máshumano su visión sobre las nuevas competencias y valores de los profesionales del futuro y cuál es la propuesta de valor que deben ofrecer las organizaciones para atraer y retener el mejor talento.

bench ufv y fundacion mashumano

El encuentro se celebró en Le Cordon Bleu, escuela de alta cocina de la universidad, y fue inaugurado por Pedro González, Director de Personas de la UFV y María Sánchez-Arjona, presidenta de Fundación máshumano, quienes dieron paso a las ponencias de diferentes profesionales vinculados a la Universidad Francisco de Vitoria.

¿Qué propuesta de valor deben ofrecer para lograr atraer el talento de unos jóvenes que demandan nuevos valores en las organizaciones?

José Luis Parada, profesor doctor en la UFV, ha señalado que es importante que los jóvenes conozcan bien no sólo la parte técnica de cómo es una empresa, sino el contexto que la rodea y que condicionará los nuevos modelos de trabajo. “Por eso formamos a los jóvenes combinando las hard y las soft skills, buscando la transversalidad, la creatividad y la colaboración que se exige en este nuevo escenario”.

Pero el profesor también plantea que “esos valores son los que los nuevos profesionales buscarán después en su futuro profesional. Por eso, el reto de las empresas para incorporar y retener el mejor talento joven es ofrecer trayectorias profesionales atractivas, transdisciplinares, motivadoras y que supongan un desarrollo real para las personas”.

Basándose en el amplio conocimiento que la Universidad posee de sus alumnos, José María Peláez, Director del Grado de ADE en UFV, aseguró que es importante que las empresas conozcan cómo es el nuevo perfil de profesionales que salen de las universidades, para poder elaborar una propuesta de valor que no solo les atraiga, sino que les fidelice al encontrar la coherencia en valores y estilos de liderazgo en los que han sido formados.

“Algunos rasgos comunes a casi todos ellos es que no tienen interiorizado el compromiso en el sentido de permanecer mucho tiempo en una empresa. Pero, sin embargo, tienen grandes habilidades para el networking, para ilusionarse y para sorprenderse y esa capacidad debería ser aprovechada por la empresa, porque tiene un gran valor”.

Por otro lado, Peláez también compartió que “este nuevo perfil de profesional necesita reconocimiento y feedback continuo por parte de sus compañeros, o de sus responsables, porque pueden pasar rápido de la ilusión a la desmotivación. Además, piden tener muy clara su descripción de puesto. Necesitan entender qué se espera de ellos y demandan seguimiento en un proceso de aprendizaje continuo”.

Acompañar al alumno través de todo su ciclo formativo, con programas de mentorización y de autoconocimiento, son algunos de los pilares en que se basa el modelo educativo de la UFV. Para Agustina Jutard, directora de Habilidades y Competencias de la persona, “nuestro reto es ayudar a los estudiantes a descubrir su “yo” como persona única e irrepetible, para que puedan orientarse hacia su verdadera vocación”.

La tecnología también se citó en la jornada como elemento clave en los procesos de formación de los nuevos talentos. “Desarrollamos un ecosistema de aprendizaje a través de un campus digital conectado y redes de conocimiento para crear la historia del alumno y acercarle todos sus datos”. Afirmó Sergio Saldaña, Jefe de Equipo de Educación Digital, quien animó a las organizaciones a dar continuidad a la digitalización, porque los jóvenes talentos la conciben como un acompañamiento 360º en su día a día.

La visión de Fundación máshumano

Desde Fundación máshumano, María Sánchez-Arjona lanzó un mensaje acerca de la importancia de que las empresas conozcan cuáles son las inquietudes, expectativas e ilusiones de los nuevos profesionales, para poder ofrecer una propuesta de valor que atraiga y fidelice el mejor talento.

Además, la presidenta de la Fundación aseguró que es importante que las universidades enseñen a los jóvenes el papel tan importante que tienen en el impulso de la humanización en las organizaciones, apostando por un liderazgo transformador y el desarrollo de modelos de negocio al servicio del bien común. “Deben acercarles los modelos y experiencias de aprendizaje que les ayuden a ser personas íntegras, con una trayectoria vital con la que se comprometan y luchen por alcanzar para convertirse en profesionales de valor”.