¿Por qué no hay tantas mujeres en el mundo científico?

Día mundial de las mujeres y niñas en la ciencia

La brecha de género en carreras y trabajos relacionados con la ciencia, tecnología y matemáticas sigue siendo una de las más destacadas en todo el mundo. Según datos de la UNESCO (entre 2014-2016), solo el 30% de las mujeres eligen formarse dentro de estos campos, y menos del 30% se dedica a la investigación. En particular, solo un 3% se inscribe para estudiar tecnología y comunicaciones. En España, según la OCDE, solo un 7% de niñas y mujeres quiere dedicarse a la ciencia. ¿Por qué, hoy en día, sigue existiendo esta amplia diferencia?

Los estereotipos que han ido madurando a lo largo de los años juegan un papel importante: siempre ha sido un campo masculino y las niñas piensan que serán peores que los hombres. Además, el modelo de mujer que se dedica a las ciencias es el de una mujer con gafas y no preocupada por su aspecto físico. Las niñas no quieren convertirse en eso. Como adherido, apenas se conocen referentes femeninos en la ciencia: frente a Marie Curie, conocemos a Einstein, Darwin, Newton, Galileo Galilei y, acercándonos a la actualidad, Stephen Hawking.

En 2017 la revista Science preguntó a niños y niñas de qué sexo pensaban que era la persona de éxito que les describían. Las niñas que tenían más de seis años respondieron, en general, que eran hombres. El sesgo de género en el campo de la ciencia y la tecnología, por tanto, se incuba desde que los niños y niñas son pequeños. Además, las mujeres que se dedican a la ciencia se encuentran con un techo de cristal mucho más fuerte que el que hay en los campos de las ciencias sociales o arte. En un mundo en el que la mayoría son hombres, también es mayor la financiación que le dan a ellos para investigaciones en comparación con el que les dan a las mujeres.

Aun así, hay mujeres en España que han triunfado en el ámbito de la ciencia, consiguiendo lograr sus metas. Pilar López, directora de Microsoft España, cree que todavía queda un largo recorrido: “desde las empresas tecnológicas tenemos que conseguir ser un mundo retador y atractivo para las niñas y que vean que ellas también pueden trabajar en este mundo”.

Fundación máshumano es impulsora del talento femenino en puestos de trabajo y ha realizado jornadas para debatir sobre cómo ayudar a que cada vez haya más mujeres en puestos de alta dirección.

Cambios en la educación familiar y escolar, la cultura y el entorno serán necesarios para conseguir que el ámbito de las ciencias, tecnología y matemáticas incluyan cada vez más mujeres y la brecha de género disminuya.